Restaurando Nuestra Esencia de Ser – Luna Nueva en Piscis

Kuna Brisa - Panameñas Romina Pitti

La Luna Nueva en Piscis 2018 es el 17 de marzo a las 2:12 PM (CET) o 8:12 AM (EST) a 26 ° Piscis 53’ a solamente tres días antes del Equinoccio de Primavera, la llegada de la primavera y la vida. (¿No es tu zona horaria? Haz clic aquí).

 

Con el llamado a la acción de la Luna Llena pasada en Virgo, que fue durante un tiempo cargado de actividad mental dirigida hacia el progreso, ahora comenzamos un nuevo ciclo, una nueva Lunación*.

La Luna Nueva en Piscis es un tiempo para bajar el ritmo de la actividad, calmar la mente y enfocarnos en la conciencia de la unidad con la existencia. Un tiempo para renovarnos desde adentro, porque el milagro del renacimiento de la vida está por llegar.

Y a pesar de que no vemos la Luna en este día, ella está allí, despertando silenciosamente. Se siente suave y amable, y dentro de ella, toda la fuerza de vida que se calienta se está formando intensamente, lista para crecer y estallar luego en Aries. Y así, este es un momento para experimentar la suavidad y la bondad de los últimos grados de Piscis. Con nosotros mismos y con el universo.

Vamos a navegar brevemente a través del simbolismo de esta Lunación. Pero primero, démosle la bienvenida a la Luna Nueva.

He echado de mí la danza giratoria de la mente

Y permanece ahora en el silencio del espíritu libre,

Intemporal e inmortal más allá del tipo de criatura,

El centro de mi propia eternidad.

He escapado y el pequeño yo está muerto;

Soy inmortal, solo, inefable;

He salido del universo que hice,

Y se han vuelto innombrables e inconmensurables.

Mi mente se silencia en una luz amplia e infinita,

Mi corazón es una soledad de deleite y paz,

Mi sentido sin contacto por el tacto y el sonido y la vista,

Mi cuerpo un punto en infinitos blancos.

Soy Felicidad absoluta inmóvil del Ser:

Nadie soy, yo que soy todo lo que es.

-Sri Aurobindo

Antes de entrar en el simbolismo, es importante recalcar que esta Luna Nueva en Piscis marca el próximo Equinoccio Vernal (o Equinoccio de Primavera), que ocurre el 20 de marzo de 2018 con la entrada del Sol en Aries. Y por lo tanto, el comienzo de la primavera y el regreso de la fuerza vital a la manifestación física. Aries es el signo de la elevación de la energía vital y el florecimiento de la naturaleza.

La Luna Nueva, que ocurre al final de Piscis, refleja una transición importante en la calidad de nuestra energía vital. Por muchos, Piscis es el alfa y omega, el principio y el final. Piscis es un signo muy especial en su naturaleza, ya que realmente abarca todos los remolinos de la conciencia emocional y las fuerzas intuitivas dentro de nosotros durante el final de un ciclo y el comienzo de uno nuevo (Aries sigue a Piscis, y Aries es el primer signo del zodiaco, siendo Piscis el último).

El grado de Luna Nueva es 26° Piscis 53′ (redondeado a 27°), y el Símbolo Sabiano * para este grado refleja:

“La Luna de Cosecha ilumina un cielo otoñal claro”

Me desviaré un poco aquí.

Centrémonos en el hecho de que esta Luna Nueva en Piscis señala el comienzo del nuevo ciclo de vida en el Equinoccio de Primavera (Aries), y lo opuesto a Aries es Libra. Entonces, Libra es el signo en el que cae el equinoccio opuesto: el Equinoccio de Otoño (el 25 de septiembre de 2018).

Desde una perspectiva literaria, el Símbolo Sabiano de 27° Piscis representa la “Luna Llena de Cosecha en otoño” (que ocurre unos días después del Equinoccio de Otoño en la próxima mitad del año). Esto es lo que podría parecer una hermosa coincidencia (opuesta), ya que ahora estamos con una Luna Nueva justo antes del Equinoccio de Primavera, y el símbolo representa una Luna Llena justo después del Equinoccio Otoñal. Sin embargo, no es una coincidencia, sino un significado más profundo.

Cosechar es disfrutar el cumplimiento de un trabajo bien hecho, como dijo Dane Rudhyar. La cosecha es la realización de algo, su cumplimiento y su culminación.

En este momento, estamos en transición hacia un nuevo ciclo, pero antes, debemos cosechar los tesoros del anterior. Hemos trabajado mucho, hemos estado en todo tipo de situaciones. Algunas situaciones difíciles, algunos caminos arduos, obstáculos y caídas. Pero lo hemos logrado, y estamos aquí. Preguntémonos entonces, ¿Qué he logrado? ¿Cuáles son mis cosechas?

Con Júpiter retrocediendo en Escorpio en un hermoso trígono con la Luna-Sol en Piscis, consideremos nuestra cosecha dentro de un nivel de conciencia más profundo, el nivel del alma. El alma está aprendiendo constantemente a medida que avanzamos en los días de nuestra vida presente. Hace un año comenzamos el ciclo actual con el Equinoccio de Primavera 2017. Este ciclo nos ha llevado a través de diferentes caminos, cada camino con diferentes entornos y enseñanzas especiales. Estas enseñanzas son nuestra cosecha.

¿De qué manera estas enseñanzas han tenido un impacto positivo en nuestra alma para su desarrollo evolutivo? Cuando uso la palabra “desarrollo”, de ninguna manera me refiero al desarrollo profesional ni al desarrollo científico, ni a ningún tipo de desarrollo “mecánico”. Este desarrollo es de nosotros mismos como seres humanos con un alma que pulsa los latidos del corazón de la Naturaleza, de la existencia, de la unidad, de la conciencia. ¿Qué hemos aprendido que nos ha hecho sentir emocionalmente realizados? Eso es lo que debemos meditar durante estos días. En silencio y en paz. No hay necesidad de apresurarse, no hay necesidad de acelerar, no hay necesidad de mirar en otros lados.

La Luna también se está aplicando a una cuadratura con Marte en el último grado de Sagitario, antes de entrar en Capricornio.

Lo que esto representa son los dilemas contradictorios entre rendirse a experimentar la corriente natural de la vida y el amor infinito, versus las creencias condicionantes pre-establecidas de la sociedad, la religión heredada y las personas cercanas. Además, representan el conflicto entre querer abandonar los esquemas de vida rígidamente condicionados, versus nuestro apego a esos esquemas. El conflicto entre lo subjetivo versus lo objetivo.

Sin embargo, hay un agente de equilibrio entre este conflicto, y se llama intuición. La intuición es la forma de conocimiento que es inherente a nosotros mismos como seres humanos. El “sistema” nos hace crecer dentro de un esquema de vida, creencia y comportamiento totalmente mecánico y rígido, en el que pocos se cuestionan la naturaleza de sus creencias, goles y actos. Poco nos queda para abrazar nuestra sabiduría natural. ¡La sabiduría que simplemente es! Lo que nos hace tomar conciencia del hecho de que hay mucho más allá de lo que parece ser. Que el mundo físico no es simplemente algo que podemos percibir con nuestros sentidos físicos. Por el contrario, el mundo físico es la Naturaleza misma, y ​​es la puerta de entrada para experimentar la vida como un todo. Siendo uno con la naturaleza.

La intuición es lo que nos hace tomar conciencia de las energías que nos rodean. A veces no las mejores energías, pero la intuición nos hace reconocerlas. Y también nos hace conscientes de la fuerza de vida pulsante de la Naturaleza, latiendo junto con nuestros corazones.

Finalmente, este puede ser un tiempo de alta sensibilidad. Como estamos expuestos a diferentes entornos y diferentes personajes, nuestra sensibilidad a estos entornos puede ser muy fuerte. Además, también puede haber sensibilidades físicas a alimentos, alérgenos y toxinas invisibles. Simplemente ten en cuenta estas dinámicas si ocurren, y trata de identificar la fuente.

Elige sabiamente tus entornos, ya que es mejor mantenerse alejado de lugares negativos o personas que te hagan sentir inquieto (negatividad). Una vez que la negatividad te golpea, es muy fácil caer en rutas escapistas fáciles, victimización y tipos de caos emocional.

Intenta tomar estos días con facilidad. Si puedes, realice trabajo de meditación en paz, o escribe tus experiencias y sentimientos, o haz trabajo creativo, o visita lugares mágicos naturales. Por favor, deja atrás ese deseo incesante de publicarlo todo inmediatamente en las redes sociales, ya que interrumpe el flujo de este trabajo personal especial.

El objetivo principal es restaurar ese vínculo, normalmente perdido, con nuestro núcleo de esencia de ser y de naturaleza. Y a partir de este estado del ser, estaremos listos para sentir la poderosa corriente de la fuerza vital floreciendo con toda su potencia. El poder de Aries.

~

 

¿Quieres llevar este artículo a un nivel más específico en tu vida? Contáctame para una consulta de astrología.

 

~

 

Arte: Romina Pitti

 

~

 

New Moon in Pisces 2018

 

~

 

* Lunación = Ciclo Lunar

**Dane Rudhyar’s An Astrological Mandala: The Cycle of Transformations and its 360 Symbolic Phases